Opinión / Venezuela 2014: ¿Por dónde vienen los tiros de los enemigos de la revolución bolivariana?

20091102220322-victorvaldes-1-

 

Carlos Machado Villanueva / El Peatón

31/12/2013

Hoy a las 24 horas culmina el 2013 para Venezuela. Fueron 365 días en los que la contrarrevolución y la revolución bolivariana pusieron en tensión tosas su fuerzas, la primera para detener “el tren de la historia” en nuestro país, aprovechándose de manera inhumana incluso de la muerte de su líder máximo, Hugo Chávez; y la segunda, para hacerla avanzar, como en efecto ocurrió tras dos importantes victorias electorales en el año; aunque estas no pueden hacer perder de vista que hay materias pendientes que de no resolverlas a tiempo puede comprometer su hegemonía electoral a futuro.

Ciertamente, no será hasta mediados de 2015 que deban volver a la arena electoral la derecha venezolana y las fuerzas bolivarianas, pero todo indica que ya los sectores de oposición derechista del país han mostrado sus cartas para el 2014, y éstas indican que  acentuarán la guerra económica y psicológica contra el pueblo venezolano.

Sin duda alguna, la derecha venezolana pretende sacarle el máximo provecho político al llamado “Síndrome de las vitrinas vacías”. Sabe muy bien que los estados ánimos de la población son severamente afectados cuando esta es sometida a una situación  tan prolongada de escasez de productos de primera necesidad. Basta permanecer un par de horas en una cola para acceder a un mercado de víveres para escuchar una palabra que se repite: “Esto –lo de la escasez- se lo llevó quien lo trajo”.

No es que el gobierno no hizo nada en el 2013. Allí esta la llamada  Contraofensiva Económica que, como se ha anunciado, vendría con mayor eficacia en el 2014, a fin de conjurar la guerra económica llevada a cabo por empresarios que, todo indica, reciben instrucciones desde arriba. Valga decir, desde el comando político de la derecha, encabezado por el señor Ramón Guillermo Aveledo, quien a su vez recibe instrucciones de personeros del Pentágono en cuanto a la estrategia de desestabilización política a aplicar en Venezuela, como lo evidenció la conversación telefónica captada a la derechista María Corina Machado.

Esta acción subversiva  empresarial, más concretamente: la baja al mínimo de la productividad de sus empresas, pero también el contrabando de extracción hacia Colombia por estos propiciado, sigue golpeando a la población venezolana y la respuesta del gobierno basada en la importación a granel de alimentos y otros bienes altamente demandados, no ha podido estabilizar del todo la situación del acceso a estos bienes, aun acudiendo a las reservas alimentarias de 3 meses como ha debido hacerlo.

A ello parece contribuir determinantemente el trabajo sucio realizado por la mayoría de los medios de comunicación privados de país en cuanto a crear y fortalecer esa sensación de escasez, la cual impulsa a su vez  las llamadas compras nerviosas. Conducta que, pudiera decirse, ha pasado a convertirse en un estado permanente de disociación dentro de grandes sectores de la población, sobre todo de las capas medias, que las lleva de manera  compulsiva al mercado a hacer compras innecesarias, y que como lo evidencian sondeos se trata de familias que disponen ya hasta de un cuarto convertido en almacén de bienes de consumo masivo.

El flanco del miedo

Otro flanco que la derecha venezolana sabe que le produce réditos políticos y electorales, es el del incremento de la inseguridad pública. Pudiera decirse que en esta materia el gobierno bolivariano ha actuado con anticipación y mucho tino, obteniendo por ello resultados palpables en la reducción de los delitos que más afectan a tranquilidad de la familia venezolana, incluido el de los homicidios y el de los secuestros de manera sensible.

Y en el 2014 parece que seguirá en esa línea, cuando incluso anuncia la aprobación, en el marco de la Ley habilitante, de una ley de pacificación social, dirigida sobre todo a sacar a los jóvenes del mundo del delito, especialmente, el de las bandas criminales que extrañamente han incrementado su accionar  en la comisión de todo tipo de delitos en diferentes estados del país en los últimos meses de 2013, y que han venido siendo desmanteladas por la acción policial oportuna del Estado.

Vale recordar que este estado crítico de la seguridad ciudadana se mantiene fundamentalmente en las entidades donde la derecha es gobierno en la actualidad, bien estadal, como Miranda; o municipal, como en los casos de los municipios Sucre, en el mismo estad Miranda; y Maracaibo, en el estado Zulia.

Si como se teme, la derecha pretende seguir sacándole provecho a esta estrategia terroristas del miedo, no debe caber la menor duda que esa será la línea que impartan a los nuevos alcaldes recién electos. Y más grave aún, que muchos de estos nuevos burgomaestres gobernarán en municipios fronterizos con Colombia, con lo que ello pudiera significar para facilitarle la operatividad criminal al narco-paramilitarismo colombiano que, como es voz populis, recibe instrucciones del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, enemigo acérrimo del proceso bolivariano, peón del departamento de Estado norteamericano, y asesor de primera línea de los líderes de derecha extrema más conspicuos de la política nacional: Leopoldo López y Henrrique Capriles Radonski.

En este contexto, y a modo de alerta,  con más razón luego de conocerse el poder de fuego con el que una temible banda liderada por un ciudadano apodado “El picure” se enfrentó a las autoridades policiales venezolanas cerrando el 2013, pudieran indicar que Venezuela corre el riesgo  de enfrentar, si no se actúa a tiempo, lo que hoy enfrenta México y que ha sido detectado y denunciado: el apertrechamiento de los carteles de la droga con armas de alto poder, propiciado por la derecha mexicana y la CIA, vía contrabando de armas desde EE. UU., con el fin de golpear la insurgencia de poderosos movimientos sociales en el país azteca y el avance de las fuerzas progresistas de ese país, en respuesta a las consecuencias nefastas en su bienestar social de las políticas neoliberales contenidas en el TLC firmado con EE. UU., hace algo más de dos décadas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s