Estrategias contra la conjura mediática imperialista deben salir de cumbre de presidentes progresistas del mundo

beto_almeida_1El periodista brasileño Carlos Alberto Almeida alertó que contra su país se preparan acciones desestabilizadoras en ocasión del Campeonato Mundial de fútbol a iniciarse dentro de pocos días, al participar como ponente en el Foro Internacional “la conjura mediática contra Venezuela” en Caracas

Por Carlos Machado Villanueva

Caracas, 06 jun.- El periodista brasileño Carlos Alberto Almeida dijo este jueves (ayer)  que derrotar la campaña criminal contra Venezuela, Brasil, Argentina, Ecuador y Bolivia por parte de las grandes transnacionales de la comunicación exige  la ampliación y fortalecimiento del campo antiimperialista que conforman estos países junto a Cuba, Rusia, China e Irán, y la instauración de un nuevo orden comunicacional

Se trata, dijo, de que es hora de ejercer un “periodismo de la integración, de cooperación y de solidaridad”, así como una “comunicación liberadora y solidaria, para defender la hermandad” de los pueblos.

Almeida recordó ante el nutrido público presente en la Sala José Félix Ribas del Complejo Cultural Teresa Carreño, cómo el desaparecido presidente Hugo Chávez fue un denodado impulsor de este tipo de comunicación, siendo una de sus propuestas la creación de la cadena Telesur.

También  reveló que un encuentro reciente con el ex presidente Inacio Lula Da Silva, este le comentaría autocríticamente que se  ha perdido mucho tiempo en construir una estrategia para enfrentar la dictadura mediática imperialista y su “campaña criminal” contra nuestros países.

Calificó de provocación criminal  la campaña de manipulación mediática internacional contra Venezuela y Brasil, y que esta se asemejaría a la utilizada contra Irak, Libia y Siria.

“Porque todos los países que tienen riquezas petroleras son objetivos”, dijo, y agregó que tal situación “lleva a la necesidad de practicar una solidaridad concreta, (pues) el riesgo es no sólo para los venezolanos sino también para Brasil”.

Alertó en tal sentido que se prepararían acciones desestabilizadoras contra su país en ocasión de la celebración del campeonato mundial de fútbol a iniciarse dentro de pocos día, dirigidas a desprestigiar al gobierno de Dilma Russef.

“Se está buscando con esa campaña separar a Brasil de Venezuela”.

Almeida recordó cómo en el caso de Libia se montaron escenarios de filmación en otros países, específicamente en Qatar, para simular,  incluso con actores contratados, la caída del gobierno de Muammar  Gaddafi, y cómo Rusia y China han reaccionado hoy contra este engaño mediático orquestado por los países imperialistas agrupados en la OTAN para justificar la agresión  al pequeño país árabe rico en petróleo.

Por lo que consideró que se debe impulsar un nuevo orden comunicacional no solo latinoamericano sino también multipolar que incluya a China, Rusia e Irán.

Entre las tareas que exige esa cooperación, el también fundador de la cadena televisiva  interestatal Telesur, mencionó el fortalecimiento de esta cadena, el fomento de de redes  alternativas y comunitarias de comunicación en la región y la difusión permanente de información veraz sobre las realidades de nuestros países.

También se refirió a la necesidad de establecer alianzas con la Federación Rusa y con China en materia comunicacional.

“Desde el punto de vista comunicacional hay una campaña criminal que debe servir de llamado para impulsar nuevas plataformas de medios de comunicación públicos”, ya que de lo que se trata es “de enfrentar la mediática capitalista”.

Ello, sostuvo, en vista de que los capitales de las empresas fabricantes de armas de los países imperialistas son los mismos de los medios de comunicación transnacionales, cuyo interés real  sería el de superar la crisis capitalista por medio de las guerras de saqueo de la riquezas de los países pequeños.

“Y no se puede hacer otro tipo de periodismo porque está impedido por esa lógica de concentración”, en referencia a la alta concentración en pocas manos de grandes cadenas internacionales de información cuyos dueños responderían a los intereses hegemónicos imperialistas.

Por lo que insistió en la necesidad de fortalecer las cadenas de comunicación,  tanto estatales como interestatales, ya que “esos medios (capital-imperialistas) son una forma de censura del Departamento de Estado norteamericano”, de las realidades de nuestros pueblos.

De igual manera consideró como necesario fortalecer la producción de contenidos que visibilicen el quehacer artístico y cultural de los pueblos latinoamericanos y caribeños, y ejemplificó cómo aun cuando Venezuela y Brasil comparten una extensa frontera, sus pueblos aún se desconocen.

En ese sentido, se preguntó, “¿Cuál es la capacidad de enfrentar andanada de basura  (del cine hecho en) Hollywood? No hay”.

Finalmente, Almeida sostuvo que ante la “criminal campaña” mediática imperialista hoy se hace urgente la realización de una cumbre de presidentes progresistas de mundo para cooperar y enfrentar esta “comunicación macabra”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s