La una y mil maravillas del desate de la Venezuela comunal

colmenares_3

*** “Tenemos que ser capaces de captar los potenciales dormidos, queremos trabajo productivo. Cuando esto se desate vamos a producir mucho más”, co este cita del presidente Hugo Chávez el stand de los tecnólogos populares y comunales demostró porqué tanto ellos, como el pode comunal y popular en Venezuela llegaron para quedarse

Por Carlos Machado Villanueva

Caracas, 04 abr.- El testimonio de José Colmenares, expositor de la Expo Venezuela Potencia 2017, reciente realizada, es la confirmación de que en este país suramericano y petrolero sucede un fenómeno interesante, a pesar del empeño en silenciarlo por parte de la grandes corporaciones mediáticas que defienden la supremacía del modelo de producción capitalista.

Y es que Colmenares, y otros y otras como él, son apenas una muestra de la verdad que encierra aquel dicho martiano “La mejor forma de decir es hacer”, y de cómo esta terminará imponiéndose más temprano que tarde, y porque además subyace en estos hechos una premisa que tampoco falla y es que “se puede engañar a muchos durante algún tiempo pero no a todos todo el tiempo”.

Su tarea como expositor comunal: demostrar, más que mostrar, que el novedoso y más aún, revolucionario sector de la economía comunal en Venezuela ha despegado definitivamente, y que jugará un papel decisivo en los tiempos venideros.

Más si se trata, como urge actualmente, de la necesidad que tiene este país de construir un nuevo modelo económico con nuevas relaciones de producción, llamémosle el socialista bolivariano, como vía para superar el rentismo petrolero ante la caída de los precios de este “estiércol del diablo”.

Esta objetivo no tiene otro fin sino el de derrotar el consumismo y la importación de bienes fabricables, incluso de capital (maquinarias), en el país como se evidenció en este evento, incluso apelando al ingenio popular.

Colmenares es oriundo de la ciudad de Chivacoa en el estado Yaracuy al centro del país, reconocido por su fertilidad y vocación agrícola, que incluye la siembra de maíz blanco para consumo humano, Colmenares

Con su tono ronco y fuerte de voz explica la razón de su presencia junto a otros tecnólogos populares en esta mega exposición industrial agroindustrial, a la que llegaría de la Misión Saber y trabajo, una de las que el presidente Chávez le puso mayor empeño al tener seguridad de la potencialidad dormida del pueblo llano.

colmenares_1“Es que nosotros innovamos. En el mes de octubre presentamos una propuesta de un “Syste de control de molienda” –especie de tamiz eléctrico-, un equipo que fue diseñado por la Cooperativa la luz 56-59”.

El innovador popular revela que dicho equipo sustituyó a uno de fabricación suiza y que actualmente es fabricado en Venezuela en la ciudad de Chivacoa, en su fábrica “familiar” y barrial de bienes y piezas en madera y metal, o “taller integral” como convino llamarlo.

“Ese equipo es el que le elimina los puntos negros a la harina precocida, le da a mejor textura; la granulometría exacta para que el amasado sea más suave, más eficiente, más rendidor”, explica mientras en una réplica manual más pequeña de su máquina, cierne la harina de maíz obtenida de otro invento popular, el Molino de martillo a su lado, ambos en proyecto de instalación en 30 comunas en los que Colmenares participa hoy.

La mejor harina

Aun cuando su invento tiene esta misión, el sencillo expositor aclara que esta maquina ideada por él no le elimina ningún nutriente esencial a la harina y tomando una porción con sus fuertes dedos de trabajador la deja caer de nuevo mientras la palpa entre estos.“Sale la harina de buen calidad, la mejor harina para Venezuela y para el mundo”, expresa.

¿Si se comparas con la harina de maíz industrial qué diferencia hay?

No hay ninguna. Porque a nivel industrial en una empresa de once líneas de producción, ocho equipos de nuestra marca están instalados en esa empresa. Y hace cuatro años se instalaron esos equipos y hasta le fecha no nos han llamad ni para hacerle un mantenimiento, eso quiere decir que los equipos están funcionando de las mil maravillas.

Colmenares relata que trabajó durante 6 años en la Empresa Polar, fabricante de la harina precocida “Harina Pan”, la cual controla al menos el 70 por ciento de la producción de este alimento de alta demanda en Venezuela para la fabricación de la autóctona arepa.

Alimento este que, sinsu consumo el venezolano medio siente que no comió bien en el desayuno, algo que le habría servido a su principal propietario, Lorenzo Mendoza, y  según denuncias los mismos trabajadores, para manipular la producción disminuyéndola y así presionar por el aumento de su precio al público y para la obtención de dólares preferenciales de parte del Gobierno.

“Trabajé en Polar durante 6 años y llegue hasta ser jefe de nómina de obreros, pero esto me lleva a presentarle como revolucionarios la propuesta al presidente de la Misión saber y Trabajo, bueno, y aquí estamos”.

Colmenares refirió además que a la cooperativa donde labora ya le aprobaron la fabricación de los llamados “Syste de control de molienda” para 30 plantas comunales de fabricación de harina de maíz precocida.

“Para incluirlas en todos los estados, con las comunas, los consejos comunales. Y los distribuidores de esta harina van a ser los Clap (Comité Locales de Abastecimiento y Producción) directamente. La comercialización no se va a hacer a través de los comercios, se va a hacer directamente, que le llegue el saquito de harina de cinco kilos a cada familia”.

colmenares_2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s