Charallave, donde la juventud cumple sus sueños y cree en Venezuela

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

** En esta ciudad ferroviaria de la región de los Valles del Tuy en el estado Miranda, una iniciativa cultural de la fundación Cultura Roja ha permitido descubrir cómo hoy existen en el país suramericano importantes reservas morales, sobre todo en sus jóvenes,  dispuestas a defender los valores más nobles  del ser humano con las armas de su voz, de su canto y de su talento artístico

Por Carlos Machado Villanueva

Caracas, 06 feb.- A nivel mundial la juventud es sometida hoy a un bombardeo incesante de mensajes  por grandes corporaciones mediáticas globales, detrás de  las que  se ocultan otras que buscan garantizarse así “jugosos” mercados  para sus productos sean estos alimentos , no pocas veces “chatarra”, vestimentas, cine, música, contexto del cual no escapa la juventud venezolana aunque en Charallave, una ciudad venezolana,  ha y quienes insisten en no dejarse atrapar.

Los analistas  siempre vuelven sobre el tema de  cómo transnacionales como la Coca Cola y otras de su tipo tienen en la juventud su nicho de consumidores más atractivo en cuanto a su ansias de elevadas  y rápidas ganancias a escala global, por lo que los mayores  esfuerzos de sus publicistas – sobre todo de psicólogos y sociólogos-  se centra en investigar las tendencias en cuanto a gustos de este sector de la población a nivel mundial.

El fin último: posicionar en el imaginario colectivo, no sin mil millonarias inversiones  en campañas, que su producto es un “genuino” símbolo de tal o cual preferencia gregaria (grupal) juvenil del momento. Ya hace décadas el investigador estadounidense Vanc Packard  toco este tema, el de la uniformación del gusto y su correlato, la creación de un ejército de cosumidores acríticos compulsivos,  en su libro “Las formas ocultas de la propaganda”.

En este contexto, en una localidad de Venezuela perteneciente al central y urbanizado estado Miranda, la ciudad  de Charallave , en los  Valles del Tuy, una iniciativa de atención a los jóvenes talentos musicales llevada a delante por una novel Fundación,  Cultura Roja, permite la obtención de interesantes datos de cómo persiste cierta  resistencia social a ese bombardeo que  incluso puede desdibujar  valores indispensables para la salud emocional de  la sociedad.

Aceptar el reto

En este contexto, no son pocas las veces que  escuchamos quejas sobre cómo la juventud  de hoy sufre una pérdida de “buenos modales” tales como la nobleza,  la cortesía e incluso el romanticismo, tan golpeado este último  por algunas tendencias musicales que más que producto de su fresca creatividad, se le impone a los jóvenes desde llamada industria  cultural capitalista o del “showbussines”, como en el caso del lenguaje procaz de algunos géneros rítmicos, o del odioso cuando no vulgar “perreo”, en el caso de llamado reaggeton.

Para estudiosos lo que esconden estos fenómenos son estrategias  muy bien elaboradas en laboratorios,  orientadas a sustraer de la realidad objetiva y política  a los jóvenes,  de modo que no vuelvan su mirada a las ideas de justicia y de emancipación social, estimulando entre estos  conductas escapistas,  tales como el hedonismo, el individualismo, la autodestrucción (drogas y alcohol) y la fragmentación social.

En contraposición, hay jóvenes, como es el caso de tres de los finalistas de la segunda ronda clasificatoria del festival de jóvenes talentos musicales con la  mayor puntuación del municipio Cristóbal Rojas del estado Miranda, en la ciudad de Charallave,  que se niegan a que ese sea su triste destino,  y  salen a la escena a demostrar  que “un mundo mejor es posible”, al menos desde la música y el arte

Ginel: Buscar los sueños

Con sus 15 años, Ginel Saldaña aceptó el reto  el domingo 28 de enero  de subiré a un escenario en su natal Charallave y mostrar que la balada o canción romántica al estilo “Ana Gabriel”,  ahora es que promete satisfacciones a sus seguidores en las nuevas generaciones.

A cada modulación suya al tema de marras seguiría una andanada de gritos de emoción del público, el mismo que quizá momentos antes de iniciar su presentación dudó de que de aquella frágil humanidad, dada su delgadez, saldría aquel “chorro” potente de voz, gracias al cual terminaría ovacionada .

“De verdad que el evento me pareció una idea de muchas expectativas, muy de forma de buscar los sueños para todos los jóvenes. Y me siento muy a gusto con todo lo que se ha hecho, con los participantes, que son mis compañeros. De verdad que me siento muy complacida con esto y es una buena propuesta para todos”, diría una vez abordada al finalizar su presentación en la que fue la segunda ronda clasificatoria hacia el primer festival de jóvenes talentos de los Valles del Tuy.

¿Qué perspectivas se le abren a la juventud que incursiona en este mundo musical y artístico?

Lo que es formarnos para ser  unos buenos artistas, personas humildes, y aprende a hacer todo lo que es dentro del mundo artístico porque ser cantante o ser artista no es fácil

¿No has estudiado música?

Por ahora  no estoy ejerciendo ningún tipo de estudio musical, pero ahorita tengo un profesor de canto.

Si vas incursionar seriamente en el mundo del canto, ¿cómo te ves dentro de 5 ó 10 años?

Espero estar formada, ser una gran artista y que las personas nunca me olviden, siempre me recuerden y que estén ahí.  Bueno,  estas personas que son de aquí,  de mi tierra profetas, de Venezuela, y sobre todo  de los Valles  del Tuy. Yo creo en esa especie de cariño y que nunca hay que dejarlo ir.

¿Qué llamado le haces a la juventud?

Mi llamado es a que nunca abandonen sus sueños. Si  en verdad los quieren, luchen por ellos y que hagan aquello qe piden los demás. Los demás le dicen que lo suyo es bailar,   y lo suyo es cantar, es mejor que haga lo que él o ella quieren realmente.

¿Qué piensas de Venezuela, de tu país?

Este país es el país más hermoso que puede haber,  donde hay los mejores talentos pero sólo hay que saber aprovecharlos

Yoser: “Me parece extraordinario

Yóser González es otro adolescente charallavense ganado para el canto romántico,  por lo que con evidente seguridad en sí mismo y sus cualidades subió al escenario  para interpretar un tema bastante exigente en cuanto a la capacidad vocal, como es el tema del español Miguel Gallardo,  “Hoy tengo ganas de ti”, popularizado por su coterráneo Camilo Sesto en la década de los 70 del siglo pasado y máss recientemente versionado.

Con un dominio de la escena bien completo y una atiplada voz, el joven quinceañero arrancó aplausos fervorosos,  así como también “bravos” y “bulla”, de un público que lo acompañaría con un espontáneo coro de voces durante casi toda su interpretación.

“Este evento me parece súper extraordinario. Le agradezco a Tony Reggue y a toda la organización de Cultura Roja por hacer esto posible. Me parece que aquí en Venezuela hay mucho talento en el sentido de canto, baile, actuación”.

Lamenta que no existan suficientes  centros o instituciones para que todos los talentos de su municipio salgan  la luz. “También me parece muy importante que le presten atención al talento regional, al estadal”.

“Porque si no fuera por esto (del festival) yo no estuviera aquí, ninguno de estos participantes estuvieran aquí, estuvieran en sus casas haciendo lo mismo de todos los días”

Alejandro: Seguir intentándolo

Momentos antes de su presentación,  el joven de 21 años Alejandro Serrano pondría en evidencia ante el público de qué madera esta hecho en su incursión artística, se preocupó porque todos los detalles de su presentación estuviesen en punto llegado su momento.

Sólo cuando intentó cargar una mesa a la tarima que formaba parte de su puesta en escena, el presidente de Cultura Roja, Tony Reggue, lo atajó diciéndole que le dejara esa tarea al personal para ello contratado, pues un artista no debe gastar sus energías en esos detalles sino concentrarse en su arte.

Me parece una experiencia inolvidable,  me parece algo que es muy bueno, que el Gobierno bolivariano y todos los entes públicos estén apoyando al talento nacional, porque debemos creer en lo nuestro”, expresó el joven baladista de 21 años Alejandro Serrano.

Llamó a los jóvenes que tienen sus sueños en una carrera artística a “que confíen en sí mismos, que no pierdan la fe”.

“Que si le cierran una puerta , sigan buscando siempre otra; porque uno nunca sabe lo que Dios le tiene preparado;  y así como yo,  muchos puedes estar cumpliendo sus sueños”.

¿Qué llamado le haces a la juventud?

Le hago un llamado a la juventud a que siga creyendo en sus sueños; que deje las calles, que deje los vicios, que deje las cosas malas; que se metan en el camino del arte, que es algo muy hermoso, muy espectacular para la vida del ser humano.

Así que mi llamado es a seguir intentándolo y seguir  creyendo en su país

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s